Una especie de abeja que se consideraba “extinta”, ha sido observada nuevamente.


En fecha reciente, una rara especie de abeja australiana fue observada nuevamente, después de que se pensaba que estaba extinta.

Esta rara abeja fue descubierta nuevamente en las selvas tropicales del este de Australia, y habían transcurrido casi 100 años desde su último avistamiento.

La abeja Pharohylaeus lactiferus fue encontrada de nuevo en Australia, un país caracterizado por la diversidad de animales que habitan en él, entre ellas una gran cantidad de especies abejas nativas.

Sin embargo el caso de P. lactiferus es sumamente distinto, ya que representa el único miembro australiano de un género, la otra especie de Pharohylaeus tiene su hábitat en Nueva Guinea.

Durante esta investigación solo se encontraron seis abejas de esta especie, y el último registro publicado de esta especie endémica de Australia, Pharohylaeus Lactiferus, data de 1923, en Queensland.

“Esto es preocupante porque es la única especie australiana del género Pharohylaeus y no se sabía nada sobre su biología”, dijo el investigador de la Universidad de FlindersJames Dorey en un nuevo artículo científico publicado en el Journal of Hymenoptera Research. La búsqueda comenzó después de que los expertos en abejas, Olivia Davies y el Dr. Tobias Smith, plantearon la posibilidad de la extinción de la especie, basándose en la falta de avistamientos recientes.

Hoy día, gracias al fotógrafo y entomólogo James Dorey y al equipo de biólogos que colaboró en el estudio e investigación,  se ha podido dejar constancia de la nueva aparición de este espécimen, tras una ardua búsqueda que implicó más de 240 posibles localizaciones diferentes alrededor del mundo.

Dorey se encontró con la especie Pharohylaeus lactiferus en las selvas tropicales y sub-tropicales, la observación ocurrió mientras los ejemplares se dedicaban a polinizar flores con una coloración rojas y brillantes.

             

Este significativo redescubrimiento de esta especie que se consideraba extinta, ofrece a la comunidad científica un indicador lleno de motivación y esperanza respecto a muchas otras especies que no han sido avistadas desde hace mucho tiempo, y que se creen extintas.
Aún y con todo lo anterior, P. lactiferus no deja de estar amenazada.

Si deseas profundizar más al respecto, pulsa AQUÍ.


Like it? Share with your friends!

1 share

0 Comments