La deficiencia de vitamina D se relaciona con una mayor gravedad y mortalidad por COVID-19

Un estudio revela que tener niveles bajos de vitamina D antes de contagiarse con el nuevo coronavirus está relacionado con un empeoramiento de la enfermedad que provoca.

Los beneficios de la vitamina D para el Covid-19 no tienen evidencia científica clara y de calidad

La vitamina D se reconoce con mayor frecuencia por su papel en la salud ósea, pero los niveles bajos del suplemento se han asociado con una variedad de enfermedades autoinmunes, cardiovasculares e infecciosas. Al principio de la pandemia, los funcionarios de salud comenzaron a alentar a las personas a tomar esta vitamina, ya que desempeña un papel en la promoción de la respuesta inmunitaria y podría proteger contra el COVID-19.

En un estudio publicado en la revista PLOS ONE , investigadores de la Facultad de Medicina Azrieli de la Universidad Bar-Ilan en Safed, Israel, y el Centro Médico Galilee en Nahariya, Israel, muestran una correlación entre la deficiencia de vitamina D y la gravedad y mortalidad de la COVID-19.

Conociendo más acerca de la vitamina D

El estudio es uno de los primeros en analizar los niveles de vitamina D antes de la infección, lo que facilita una evaluación más precisa que durante la hospitalización, cuando los niveles pueden ser más bajos debido a la enfermedad viral. Los hallazgos informados se basan en los resultados publicados inicialmente en  MedRxiv .

Se buscaron los niveles de vitamina D medidos entre dos semanas y dos años antes de la infección en los registros de 1176 pacientes ingresados ​​entre abril de 2020 y febrero de 2021 en el Galilee Medical Center (GMC) con pruebas de PCR positivas.

Los pacientes con deficiencia de vitamina D (menos de 20 ng/mL) tenían 14 veces más probabilidades de tener un caso grave o crítico de COVID que aquellos con más de 40 ng/mL.

Médico.

Sorprendentemente, la mortalidad entre los pacientes con niveles suficientes de vitamina D fue del 2,3 %, en contraste con el 25,6 % en el grupo con deficiencia de dicha vitamina.

El estudio se ajustó por edad, sexo, estación (verano/invierno), enfermedades crónicas y encontró resultados similares en general, destacando que el bajo nivel de vitamina D contribuye significativamente a la gravedad y mortalidad de la enfermedad.

Los resultados del estudio

“Nuestros resultados sugieren que es recomendable mantener niveles normales de vitamina D. Esto será beneficioso para quienes contraen el virus”, dice el Dr. Amiel Dror, del Centro Médico Galilee y la Facultad de Medicina Azrieli de la Universidad Bar-Ilan. quien dirigió el estudio. “Existe un consenso claro para la suplementación con vitamina D de forma regular, tal como lo recomiendan las autoridades sanitarias locales y las organizaciones sanitarias mundiales”.

El Dr. Amir Bashkin, un endocrinólogo que participó en el estudio actual, agrega que “esto es especialmente cierto para la pandemia de COVID-19 cuando la vitamina D adecuada tiene un beneficio adicional para la respuesta inmunitaria adecuada a las enfermedades respiratorias”.

Covid vitamina D: los ingresos en UCI bajan tras aplicarla

Este estudio contribuye a un cuerpo de evidencia en constante evolución que sugiere que el historial de deficiencia de vitamina D de un paciente es un factor de riesgo predictivo asociado con un peor curso clínico y mortalidad de la enfermedad por COVID-19“, dijo el coautor del estudio, el profesor Michael Edelstein, del Facultad de Medicina Azrieli de la Universidad Bar-Ilan. “Todavía no está claro por qué ciertas personas sufren graves consecuencias de la infección por COVID-19 mientras que otras no. Nuestro hallazgo agrega una nueva dimensión para resolver este rompecabezas”.

¿Cuáles son los síntomas de la deficiencia de vitamina D?

Los síntomas de la deficiencia de vitamina D no siempre son claros, pero los signos más comunes incluyen debilidad muscular, dolor, fatiga y depresión.

Según la Clínica Cleveland: “La falta grave de vitamina D provoca raquitismo, que se manifiesta en los niños como patrones de crecimiento incorrectos, debilidad en los músculos, dolor en los niños y deformidades en las articulaciones.

“Esto es muy raro, sin embargo, los niños que tienen deficiencia de vitamina D también pueden tener debilidad muscular o músculos adoloridos y dolorosos”.

FUENTE   1    2

Suscríbete a nuestro Boletín Semanal