Primer trasplante del corazón de un cerdo a un ser humano.

Un paciente en EE.UU. se ha convertido en el primer ser humano en recibir el corazón de un cerdo a través de un trasplante.

 

El cirujano Bartley Griffith fotografiado junto al paciente David Bennett a inicios de enero.

📷: Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland.

Un estadounidense se ha convertido en la primera persona en el planeta en recibir un trasplante de corazón de un cerdo, modificado genéticamente.

Se trata de David Bennett, quien 3 días posteriores al procedimiento experimental, se encuentra bien. La cirugía tardó 7 horas en llevarse a cabo, y fue realizada en Baltimore, de acuerdo con los médicos.

 

 

El trasplante representaba la última opción para salvar la vida de Bennett, aunque cabe señalar que aún no está claro cuáles son sus posibilidades de supervivencia a largo plazo.

Bennett, de 57 años, dijo 1 día antes de ser sometido a la cirugía:
“Es morir o hacer este trasplante. Sé que es un tiro en la oscuridad, pero es mi última opción”.

El trasplante podría significar un cambio primordial en la vida de muchas personas alrededor del mundo que se encuentran afectadas, y que requieren urgentemente un trasplante de corazón.

 

 

Para el equipo médico que llevó a cabo el trasplante, este hecho señala un hito en la culminación de años de investigación.

El cirujano Bartley Griffith, a través de un comunicado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland, dijo:
“Esta operación llevará al mundo un paso más cerca de resolver la crisis de escasez de órganos”.

Esa crisis significa que diariamente en Estados Unidos mueren 17 personas mientras permanecen a la espera de un trasplante de órganos.

 

 

Según OrganDonor.gov., hay más de 100.000 pacientes en lista de espera.

Durante mucho tiempo se ha considerado la posibilidad de utilizar órganos animales para satisfacer la demanda humana (proceso llamado xenotrasplante), además el uso de válvulas de corazón de cerdo ya se lleva a cabo.

El pasado año, en octubre, un equipo de cirujanos de Nueva York anunció que había llevado con éxito el trasplante un riñón de cerdo a una persona, de forma exitosa. Hasta ese momento, la operación fue el experimento más avanzado en ese campo del ámbito médico.
Sin embargo, en aquella ocasión se trató de un paciente con muerte cerebral quien fungió como destinatario del riñón, el cual no tenía esperanzas de recuperación.

 

El equipo de cirujanos durante la operación realizada en Baltimore (Maryland), se extendió durante más de 7 horas.

📷: University Of Maryland School Of Medicine.

Bennett espera que su trasplante le permita extender y continuar con su vida.
Él estuvo postrado en cama durante 6 semanas antes de la cirugía, conectado a una máquina que lo mantenía con vida después de que le diagnosticaran una enfermedad cardíaca terminal.

Hace unos días, dijo:
“Espero poder levantarme de la cama después de que me recupere”.

Actualmente no hay una certeza total respecto a lo que sucederá posteriormente. Aunque el cerdo utilizado en el trasplante había sido previamente modificado de forma genética, con el objetivo de eliminar un gen que produce un azúcar que desencadena una respuesta inmune en los humanos.

 

 

Griffith señaló:
“Estamos procediendo con cautela, monitoreando cuidadosamente a Bennett”.

El hijo del paciente, David Bennett Jr agregó:
“En este momento estamos en lo desconocido.
Mi padre tiene conciencia de la magnitud de lo que se ha hecho y realmente se da cuenta de la importancia que tiene”.

Suscríbete a nuestro Boletín Semanal