La bebida que reduce el riesgo de Alzheimer hasta en un 86%

Beber té está relacionado con una reducción drástica del riesgo de deterioro cognitivo en las personas mayores, sugiere una investigación.

Una sola taza de té al día reduce el deterioro cognitivo en las personas mayores de 55 años en un 50 %, encontró el estudio chino.

Sin embargo, entre aquellos con una susceptibilidad genética a la enfermedad de Alzheimer, esta reducción del riesgo aumentó al 86%.

No importaba qué tipo de té consumía la gente: verde, negro u oolong. Lo único que importaba era que el té se elaboraba con hojas de té. El Dr. Feng Lei, el primer autor del estudio, dijo:

“Si bien el estudio se realizó en ancianos chinos, los resultados también podrían aplicarse a otras razas.

Nuestros hallazgos tienen implicaciones importantes para la prevención de la demencia.

A pesar de los ensayos de medicamentos de alta calidad, la terapia farmacológica eficaz para los trastornos neurocognitivos como la demencia sigue siendo esquiva y las estrategias de prevención actuales están lejos de ser satisfactorias.

El té es una de las bebidas más consumidas en el mundo.

Los datos de nuestro estudio sugieren que una medida de estilo de vida simple y económica, como beber té a diario, puede reducir el riesgo de una persona de desarrollar trastornos neurocognitivos en la vejez”.

Para la investigación, se siguió a 957 chinos entre 2003 y 2005. Fueron evaluados regularmente para detectar signos de envejecimiento cognitivo.

El Dr. Feng explicó por qué es probable que el té sea beneficioso:

“Según los conocimientos actuales, este beneficio a largo plazo del consumo de té se debe a los compuestos bioactivos de las hojas de té, como las catequinas, las teaflavinas, las teraubiginas y la L-teanina.

Estos compuestos exhiben un potencial antiinflamatorio y antioxidante y otras propiedades bioactivas que pueden proteger al cerebro del daño vascular y la neurodegeneración.

Nuestra comprensión de los mecanismos biológicos detallados aún es muy limitada, por lo que necesitamos más investigación para encontrar respuestas definitivas”.

Suscríbete a nuestro Boletín Semanal