James Webb detecta posibles signos de vida en el distante exoplaneta K2-18b

El telescopio espacial James Webb ha detectado indicios de sulfuro de dimetilo (DMS) en la atmósfera del exoplaneta K2-18 b, situado a unos 120 años luz.

El DMS es una molécula producida principalmente por el fitoplancton en la Tierra, lo que plantea la posibilidad de vida en K2-18 b.

Sin embargo, los científicos advierten de que las pruebas de la presencia de DMS son tenues y requieren una mayor validación mediante observaciones de seguimiento.

El estudio también halló abundantes moléculas de carbono, lo que sugiere la existencia de una atmósfera rica en hidrógeno sobre un océano en el exoplaneta, situado en la zona habitable de su estrella.

Aunque estos hallazgos resultan intrigantes, la habitabilidad del planeta sigue siendo incierta y requiere más observaciones para confirmarse.

Esta entrada también está disponible en: English


Por favor síguenos en Google News:


Acerca de Andrey Robles

Suscríbete a nuestro Boletín Semanal