Científicos logran traducir el lenguaje de los cerdos usando inteligencia artificial

Los científicos dicen que han descubierto el lenguaje de los cerdos y los cerdos no se andan con rodeos. También estudiaron grabaciones de más de 7.000 gruñidos para averiguar qué significaban.

Los investigadores grabaron sonidos de cerdos tanto en escenarios comerciales como experimentales, que según el comportamiento de los cerdos, están asociados con una emoción positiva o negativa. Las situaciones positivas incluían, por ejemplo, cuando los lechones amamantan a sus madres o cuando se reúnen con su familia después de haber sido separados. Las situaciones emocionalmente negativas incluyeron, entre otras, separación, peleas entre lechones, castración y matanza.

En establos experimentales, los investigadores también crearon varios escenarios simulados para los cerdos, diseñados para evocar emociones más matizadas en el medio del espectro.

 Estos incluían una arena con juguetes o comida y una arena correspondiente sin ningún estímulo. Los investigadores también colocaron objetos nuevos y desconocidos en la arena para que los cerdos interactuaran. En el camino, las llamadas, el comportamiento y la frecuencia cardíaca de los cerdos fueron monitoreados y registrados cuando fue posible.

Los científicos dicen que han descubierto el lenguaje de los cerdos.

Identificación de emociones

Se espera que el método se pueda convertir en una aplicación para que los granjeros y propietarios reconozcan  cómo se siente un cerdo . Los cerdos son animales muy inteligentes, con emociones complejas y están a la par de los perros. Pueden relacionar cada sonido con emociones como estar feliz, emocionado, asustado o estresado.

Los investigadores registraron los sonidos de los cerdos en diversas situaciones, como cuando se reunían con la familia, los lechones mamaban de las madres, las peleas entre crías y cuando jugaban con juguetes.

Cerdos

Usando las grabaciones, además de monitorear el comportamiento y la frecuencia cardíaca de las criaturas, el equipo internacional diseñó un algoritmo informático para decodificar cada acción.

Los gruñidos cortos significaban felicidad, mientras que muchas vocalizaciones mostraban que estaban asustados o molestos, como cuando estaban en un matadero.

La Dra. Elodie Briefer, profesora asociada de la Universidad de Copenhague, dijo: “Hay diferencias claras en las llamadas de cerdo cuando observamos situaciones positivas y negativas”.

Infopork | Dosis crecientes de Ronozyme® HiPhos en dietas de cerdos mejoran  el crecimiento diario y tejido magro en las fases de crecimiento y  finalización

“Al entrenar un algoritmo para reconocer estos sonidos, podemos clasificar el 92 por ciento de las llamadas a la emoción correcta”.

Fuente 1

Fuente 2

Suscríbete a nuestro Boletín Semanal