Al parecer Ceres es un planeta océanico


Alguna vez se asumió que el planeta enano Ceres era un trozo de roca bastante primitivo. Pero hace solo unos años, la sonda espacial Dawn de la NASA reveló que hay más en el cuerpo de este cinturón de asteroides de lo que parece, tiene un “extenso depósito” de salmuera debajo de su superficie, según muestran las imágenes.

Ceres se encuentra en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter, y es simultáneamente el asteroide más grande del Sistema Solar y el único planeta enano más cercano que Neptuno.

Y, según un nuevo análisis de los datos de Dawn, Ceres es un mundo oceánico. Tiene un cuerpo subterráneo de agua salada que podría abarcar todo el planeta enano.

El descubrimiento aumenta la importancia de enviar una nueva misión para estudiar Ceres con mayor detalle con el fin de medir su potencial para ser habitado, y tal vez incluso buscar signos de vida extraterrestre.

Todo comenzó a principios de 2015, incluso antes de que Dawn llegara para su período de tres años orbitando Ceres. La sonda registró puntos extraños y anormalmente brillantes llamados fáculas en el cráter Occator del planeta enano, un cráter de impacto de 20 millones de años.

Un equipo de científicos de Estados Unidos y Europa analizaron imágenes transmitidas desde el orbitador, capturadas a unos 35 kilómetros del asteroide.

Al analizar las imágenes del cráter Occator de 20 millones de años determinaron que hay un “extenso depósito” de salmuera debajo de su superficie.

Con el uso de imágenes infrarrojas, el equipo descubrió la presencia del compuesto hidrohalito, un material común en el hielo marino, pero que hasta ahora nunca se había observado fuera de la Tierra.

Maria Cristina De Sanctis, del Istituto Nazionale di Astrofisica de Roma, señaló que la presencia de hidrohalita es una clara señal de que Ceres solía tener agua de mar.

“Ahora podemos decir que Ceres es una especie de mundo oceánico, al igual que algunas de las lunas de Saturno y Júpiter”.

Los investigadores comentaron que los depósitos de sal parecían haberse acumulado en los últimos 2 millones de años, en un abrir y cerrar de ojos en el espacio-tiempo.

“El material encontrado en Ceres es extremadamente importante en términos de astrobiología”, dijo. “Sabemos que todos estos minerales son esenciales para el surgimiento de la vida”.

Lo curioso de este mineral es que requiere humedad y se deshidrata con bastante rapidez; según los cálculos del equipo, en decenas a cientos de años. Esto sugiere que debe haber gorgoteado desde el interior de Ceres sorprendentemente recientemente.

Por otro lado investigadores estadounidenses analizaron imágenes del cráter Occator y encontraron que sus montículos y colinas pueden haberse formado cuando el agua expulsada por el impacto de un meteoro se congeló en la superficie.

Con esta resolución, Dawn podría registrar variaciones de gravedad en el cráter en la escala de las unidades geológicas dentro y alrededor de él. Estas variaciones de gravedad, combinadas con el modelado térmico, sugieren variaciones de densidad consistentes con un depósito profundo de salmuera debajo del cráter.

Un segundo estudio que utilizó los datos de gravedad, en combinación con los datos de forma, encontró que la corteza de Ceres es bastante porosa, pero que la porosidad disminuye con la profundidad, posiblemente a medida que la roca se mezcla con la sal.

Recientemente, la NASA seleccionó una misión a Ceres para ser desarrollada como un estudio de concepto, que se publicará en el 2023 Planetary Science Decadal Survey. Los otros candidatos tienen sus encantos, pero enviar un rover y tal vez incluso una misión de retorno de muestra a Ceres está comenzando a parecer cada vez más atractiva.


Like it? Share with your friends!

0 Comments