Moderno levantamiento de cejas deja “cuernos” en la frente de joven modelo de 21 años

La  modelo Jessie Carr se sometió a un procedimiento cosmético para mejorar su apariencia, quedó con bultos a los lados de la frente.

La modelo de Sydney, pagó $2,000 dólares por un estiramiento con hilo de ojo de zorro en octubre de 2021, pero quedó extremadamente decepcionada con el resultado final.

El procedimiento ayuda a crear una apariencia atractiva de “ojo de zorro” levantando las comisuras de las cejas, pero unas semanas después, Jessie notó que los hilos eran visibles.  La joven de 21 años compartió su experiencia en una serie de videos de TikTok y finalmente eliminó los hilos.

El procedimiento implica la inserción de hilos biodegradables debajo de la piel para levantar las cejas y es elogiado por las celebridades. Pero Jessie nunca esperó que la decisión de someterse al procedimiento se convirtiera en una pesadilla.

El lifting de ojos de zorro es un procedimiento que utiliza hilos solubles para levantar y alargar el ojo para crear una forma más almendrada, mientras levanta la cola de la ceja.

Jessie Carr dijo:

“No puedo tomarme a mí misma en serio. ¡Definitivamente no vale la pena, no funciona y me dejó así de mal!” 

Después de que se insertaron los hilos, Jessie comenzó a hincharse intensamente, alegando que esto permaneció durante dos semanas.

Una vez que la hinchazón bajó y cualquier hematoma se curó, sus cejas lucían levantadas, las cuales solo permanecieron por un corto período de tiempo. 

Jessie Carr dijo:

“Entonces comencé a notar que mis cejas estaban completamente desiguales. Tenía bultos en la cara, pero no sobresalían tanto y no parecían inflamados”.

Ocho semanas después, ambas cejas habían vuelto a “bajarse” a la posición original. Con el tiempo, los hilos empeoraron progresivamente hasta el punto en que eran completamente visibles y sobresalían por completo.

Cuando volvió al médico, los cirujanos le dieron dos opciones: la primera para quitar los hilos quirúrgicamente o “disolver” los hilos usando un método alternativo conocido como Ultaformer.

Jessie eligió la segunda opción en lugar de la cirugía. Ella dijo que si presionaba lo suficiente sobre los hilos, podía sentir “el líquido transfiriéndose de un lado a otro”. Jessie también recibió un reembolso parcial de $1100 dólares y se sometió a un procedimiento para eliminar los hilos.

Suscríbete a nuestro Boletín Semanal