Inteligencia Artificial puede predecir problemas cardiacos con solo escuchar la voz

Un nuevo estudio revela que la inteligencia artificial puede calcular el riesgo de sufrir un ataque al corazón con escuchar la voz de la persona.

Investigadores de la Clínica Mayo explicaron que mediante biomarcadores de voz se puede determinar la posibilidad de sufrir un problema cardiaco relacionado a arterias obstruidas.

La causa más común de un ataque cardíaco es la enfermedad coronaria, siendo esta la principal causa de muerte tanto de hombres como de mujeres en el mundo. Esto ocurre cuando la sangre suministrada al corazón se bloquea por acumulación de placa en las arterias.

Los científicos han desarrollado una nueva forma de detectarla, mediante un algoritmo, la aplicación “Vocalis Health” ayuda a identificar a las personas con mayor riesgo para poder darles vigilancia.

El autor principal, Dr. Jaskanwal Sara dijo:

“La telemedicina no es invasiva, es rentable y eficiente, y se ha vuelto cada vez más importante durante la pandemia. No estamos sugiriendo que la tecnología de análisis de voz reemplace a los médicos o los métodos existentes de prestación de atención médica, pero creemos que existe una gran oportunidad para que la tecnología de voz actúe como complemento de las estrategias existentes. Proporcionar una muestra de voz es muy intuitivo e incluso agradable para los pacientes, y podría convertirse en un medio escalable para mejorar la gestión de los pacientes”.

La investigación fue llevada a cabo con 108 pacientes, mediante radiografía se les evaluó el estado de las arterias coronarias. Cada uno de los pacientes realizó tres grabaciones de 30 segundos cada una con la aplicación de teléfono.

Las dos primeras grabaciones de cada persona eran sobre una experiencia positiva personal y la tercera grabación requería que hablaran sobre una experiencia negativa, al final estas muestras fueron procesadas por el algoritmo Vocalis Health.

La inteligencia artificial fue entrenada con más de 10,000 grabaciones de voz y aun no esta preparada para poder ser empleada clínicamente. De momento captura 80 funciones diferentes de voz clasificándolas por frecuencia, amplitud, tono y cadencia.

Las funciones relacionan 6 características con la enfermedad de arterias coronarias, al final combina las lecturas en una sola puntuación entre -1 y 1.

Sara dijo:

“Nosotros mismos no podemos escuchar estas características particulares. Esta tecnología está utilizando el aprendizaje automático para cuantificar algo que no es fácilmente cuantificable para nosotros usando nuestros cerebros humanos y nuestros oídos humanos”.

De momento los investigadores no saben exactamente por qué la voz de una persona puede revelar su nivel de salud cardíaca, pero se cree que el sistema nervioso autónomo podría ser una pieza importante del rompecabezas. Esta parte del sistema nervioso regula las funciones corporales que no están bajo el control consciente de una persona, incluidos muchos aspectos de la voz y el corazón, como la presión arterial y la frecuencia cardíaca.

Se ha probado una tecnología similar en una variedad de trastornos, incluida la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Alzheimer y COVID-19.

Suscríbete a nuestro Boletín Semanal