FDA aprueba gotas para ojos, que podrían reemplazar las gafas.

Recientemente la FDA ha aprobado unas novedosas gotas que podrían reemplazar las gafas de lectura.

Las gotas para los ojos recientemente aprobadas se espera que llegue al mercado rápidamente.

 

 

Este significativo avance podría cambiar la vida de millones de seres humanos con dificultades en el procesamiento de imágenes cercanas (presbicia) vinculada con el envejecimiento, una afección que suele observarse principalmente en personas mayores de 40 años o más.

 

 

Las gotas nombradas ‘Vuity’, han sido aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos.

 

El novedoso medicamento comienza a actuar una vez transcurridos unos 15 minutos, se aplica una gota en cada ojo u posteriormente la visión se torna más nítida durante un período de 6 a 10 horas, según lo mencionado por la compañía.

 

En el ensayo clínico donde fue probado el fármaco, participó Toni Wright, 1 de los 750 participantes, dijo que le gustó lo que vió:
“Definitivamente es un cambio de vida”.

Antes de someterse al fármaco, la única manera en que Wright podía observar las cosas con suficiente claridad era utilizando gafas para leer, a donde fuese: la oficina, supermercado, cocina, automóvil etc.

 

Wright, agrega:
“Estaba en negación porque para mí eso era una señal de envejecer, ya sabes, la necesidad de utilizar anteojos”.

 

En el año 2019 su médico le informó sobre un nuevo colirio que tenía el potencial de corregir temporalmente sus problemas de visión.

La mujer, consultora minorista en línea con 54 años de edad y radicando en el oeste de Pensilvania, dijo que notó instantáneamente la diferencia:
“No necesitaba tanto mis gafas, especialmente en la computadora, donde siempre precisaba de tenerlas”.

 

Vuity es el primer colirio aprobado por la FDA con el objetivo de tratar la visión cercana/borrosa vinculada con la edad, también conocida como presbicia.

El Dr. George Waring, investigador principal del ensayo, mencionó:
“El medicamento utiliza la capacidad natural del ojo para reducir el tamaño de la pupila.
Al reducir el tamaño de la pupila, se expande la profundidad de campo y/o la profundidad de enfoque, y eso permite enfocar en diferentes rangos de forma natural”.

 

 

Se busca que beneficie principalmente a personas de entre 40-55 años, quienes son las más afectadas.
Sobre los efectos secundarios, se menciona que los detectados en la prueba de 3 meses incluyeron posible dolor de cabeza y enrojecimiento de ojos.
Al respecto, la compañía señaló:
“Esto es algo que anticipamos será bien tolerado a largo plazo, sin embargo está siendo evaluado y estudiado formalmente”.

 

Para Wright y millones de personas con la misma condición, el nuevo medicamento es una alternativa de respaldo fácil, con una clara ventaja:
“Es solo una conveniencia tener la opción de poner las gotas y poder llevar a cabo cualquier actividad”.

Suscríbete a nuestro Boletín Semanal