Las abejas también se emborrachan y se vuelven adictas


Investigadores de la universidad de la Academia de Ciencias de Polonia y Jagiellonian descubrieron que las abejas también se pueden emborrachar con alcohol y presentan problemas de locomoción, se vuelven adictas e incluso presentan síntomas de abstinencia.

El experimento consistía en instalar distintas colmenas en un área restringida donde solamente pudieran acceder a las opciones que les dieron a elegir.

Unas colmenas contenían un tipo de sacarosa a la que agregaron una pequeña cantidad de alcohol. Las abejas tenían la libertad de elegir las que tenían alcohol y las que no.

Las que optaban por elegir con alcohol, terminaron accediendo varias veces más de lo normal, presentando problemas de locomoción, dependencia y dificultades para buscar comida y aprender nuevas tareas.

 

 

Cuando las obreras permanecían dentro de la colmena continuaban comiendo más sacarosa que antes e incluso hubo un aumento pequeño en la tasa de mortalidad, esto indicaba que estaban desarrollando una dependencia.

En cambio las abejas que salían de la colmena a buscar comida, lograban desarrollar una mayor tolerancia al alcohol que las obreras que se quedaban adentro. Lo que indicaba que las recolectoras habían desarrollado una resistencia.

Después de recibir esta dieta durante un tiempo prolongado y haber creado esta ‘adicción’, los investigadores retiraron el alcohol de forma súbita para monitorear que en su comportamiento presentaban síntomas de abstinencia por la falta del alcohol.

El artículo fue publicado en la revista ‘Biology Letters’ donde se hacen la pregunta sobre el impacto del alcohol en las abejas, ya que están expuestas al alcohol en el néctar de forma natural.

Los investigadores aseguran que estos descubrimientos pueden ayudar en el tratamiento de alcoholismo en las personas, como ha sucedido en anteriores ocasiones para entender el comportamiento humano.

 

FUENTE


Like it? Share with your friends!

0 Comments