Una yema del dedo biónico permite a un amputado sentir texturas de nuevo


Investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL) y la Scuola Superiore Sant’Anna (SSSA), dicen que han creado un dedo artificial que permite a los amputados diferenciar entre superficies lisas y rugosas, en tiempo real.

“La sensación táctil es bastante cercana de lo que se puede sentir con el dedo normal”, dice Dennis Aavo Sorenson un usuario amputado de la tecnología en un video de EPFL.

Para el video, Sorenson tiene la tarea de detectar si puede sentir los surcos en una pequeña pieza rectangular con el dedo artificial. “Se puede sentir la aspereza de las placas, y los diferentes huecos”, señala.

Los investigadores describen que quirúrgicamente conectan la punta del dedo artificial, repleto de sensores, a electrodos implantados en el sistema nervioso periférico en la izquierda muñón del brazo de Sorensen. Ellos creen que su invento podría acelerar el desarrollo de prótesis dotadas de características avanzadas con retroalimentación sensorial en el futuro. El objetivo principal es que los usuarios sean capaces de recuperar una comprensión del peso, textura de superficies, y las temperaturas de los objetos que los rodean.

Para probar el dedo biónico, los investigadores eligieron cuatro voluntarios sanos no amputados junto Sorensen para actuar como sujetos de control y conectaron la yema del dedo artificial a ellos a través de un electrodo insertado en un nervio en su brazo. A continuación, mueven la yema del dedo sobre un trozo de plástico grabado con superficies lisas y rugosas, por lo que los sensores producen “patrones de impulsos eléctricos que estimulan el nervio”.

Ellos encontraron que los voluntarios de control eran capaces de distinguir entre diferentes texturas 77% del tiempo; Sorensen respondió correctamente 96% del tiempo. Al comparar la actividad de las ondas cerebrales captadas a través de un dispositivo de EEG entre las reacciones de los no amputados y amputados, encontró que las mismas regiones del cerebro se activaron. Estos resultados confirman que las diferentes superficies de textura pueden ser distinguidas por amputados, allanando el camino para un estudio que involucró a más participantes y prototipos avanzados del dedo biónico.

A pesar de que esto es solo un comienzo hay grandes esperanzas de que los sistemas sensibles al tacto tendrán aplicaciones no sólo para prótesis, sino también para la robótica utilizados en la cirugía, el rescate y la fabricación. Por ejemplo, robots humanoides de rescate con sensores táctiles en sus pies podrían ser capaces de detectar en qué tipo de terreno se encuentran, y ajustar su equilibrio en consecuencia.


Like it? Share with your friends!

0 Comments