Tienes que ver esta lista de pendientes de Leonardo da Vinci


La mayoría de las listas de pendientes que solemos hacer están plagadas de cotidianas tareas, lavar la ropa, comprar leche, terminar tu ensayo. Pero la lista de Leonardo da Vinci es mucho más interesante.

Da Vinci solía viajar con una pequeña libreta colgando de su cinturón donde anotaba y dibujaba todo lo que le llamaba la atención. “Es útil,” Leonardo escribió una vez, “observar constantemente, anotar, y tomar en consideración.” Enterrado en uno de esos cuadernos, de alrededor de 1490, está una lista de pendientes.

Analiza la lista tu mismo, entre corchetes están algunas enmiendas agregadas por el historiador Toby Lester autor del libro “El fantasma de da Vinci: Genio, obsesión, y cómo Leonardo creó el mundo a su imagen” y quien compartió la lista de Leonardo.

  • [Calcular] las medidas de Milán y los Suburbios
  • [Buscar] un libro que trate de Milán y sus iglesias,con el cual teníamos que estar en la papelería en el camino a Cordusio.
  • [Descubrir] las medidas de la Corte Vecchio (el patio en el palacio del duque).
  • [Descubrir] las medidas del Castello (palacio del duque en sí)
  • Traer al maestro de aritmética para que me enseñe cómo cuadrar un triángulo.
  • Traer a Messer Fazio (profesor de medicina y derecho en Pavía) para que me enseñe sobre la proporción.
  • Traer al fraile Brera (del monasterio benedictino de Milán) para que me muestre De ponderibus (un texto medieval de mecánica).
  • [Hablar con] Giannino, el artillero, sobre por qué la torre de Ferrara está amurallada y sin foso (nadie sabe realmente lo que Leonardo quiso decir con esto).
  • Preguntar a Benedetto Potinari (un mercader florentino) cómo patinan en Flandes.
  • Dibujar Milán.
  • Preguntar al maestro Antonio cómo se sitúan los morteros en los bastiones de día o de noche.
  • [Examinar] la ballesta del maestro Giannetto.
  • Encontrar un maestro de hidráulica y conseguir que me explique cómo reparar la cerradura, canal y molino a la manera lombarda.
  • [Preguntar sobre] la medición del sol que me prometió el maestro Giovanni Francese.
  • Intentar obtener de Vitolone (autor medieval de un texto sobre óptica), que está en la biblioteca de Pavía, lo que pueda de matemáticas.

Al leer la lista puedes llegar a sentir la curiosidad voraz e inquietud intelectual de da Vinci. Muchos de sus pendientes eran conseguir un experto para que le enseñara algo, ya sea matemáticas, física o astronomía.

Posteriores listas de pendientes de da Vinci de alrededor de 1510, parecían centrarse en el crecimiento de su fascinación con la anatomía. En un cuaderno lleno de dibujos de huesos y las vísceras, escribe más tareas por hacer. Cosas como conseguir un cráneo, describir la mandíbula de un cocodrilo y la lengua de un carpintero, evaluar un cadáver usando su dedo como una unidad de medida.

En esa misma página, enumera lo que él considera son cualidades importantes de un dibujante de anatomía. Una buena perspectiva y un conocimiento del funcionamiento interno del cuerpo son la clave. Así como tener un estómago fuerte.
Arriba puedes ver una página del cuaderno de da Vinci pero te advertimos, incluso si sabes leer italiano del siglo 16, Da Vinci escribió todo en espejo.


Like it? Share with your friends!

0 Comments