Policía de San Francisco detiene a vehículo sin conductor y este ‘huye’ a un lugar seguro.

Recientemente tuvo lugar un curioso suceso cuando la policía de San Francisco detuvo un taxi sin nadie en su interior.

En la vídeograbación se puede observar como el taxi autónomo en primera instancia se detiene, posteriormente arranca y sale de la escena.

Este tipo de vehículos Cruise de GM han estado operando de manera autónoma por la noche, otorgando paseos por toda la ciudad a los empleados de la compañía.

El suceso no reviste gravedad alguna como pudiera parecer en primera instancia, según las autoridades, sin embargo no deja de ser un hecho que podría repetirse cada vez más. La escena se desarrolló en San Francisco, cuando la policía detuvo un vehículo Chevy Bolt convertido por GM Cruise en autónomo.

El hecho ocurrió específicamente en el distrito de Richmond de San Francisco la semana pasada. Ahí, los vehículos Cruise de GM han estado operando de manera autónoma por la noche. Y hasta ahora los recorridos y pruebas se han contabilizado de forma exitosa, aunque claro, también surgen imprevistos como el ocurrido recientemente.

El suceso tomó un giro sorpresivo cuando el automóvil en cuestión “arrancó y salió de la escena”. El vehículo llevó a cabo la maniobra con el objetivo de poder aparcar en un lugar seguro. En el vídeo se aprecia como el taxi parece tener muy claro que el lugar donde la policía le ha ordenado detener la marcha no reúne las mejores condiciones para detenerse, así que emprende la marcha nuevamente y finalmente se detiene una vez que ha pasado el semáforo en el que estaba detenido inicialmente.

La siguiente videograbación muestra la interacción de este tipo de vehículos autónomos con la policía y los vehículos de emergencia:

Y aquí una actualización de la compañía Cruise sobre el clip que se volvió viral:

La empresa mencionó a través de un comunicado que el vehículo actuó de forma correcta y acorde a como había sido configurado, es decir, teniendo siempre como prioridad localizar el mejor lugar para detener la marcha y permanecer estacionado sin causar obstáculos para el tráfico. De ahí el motivo que se moviera tras obedecer a la policía.

Por cierto, parece ser que las autoridades lo habían detenido por un tema de luces defectuosas y no, finalmente no se le aplicó ninguna multa.

Para profundizar más, pulsa ➡️ AQUÍ ⬅️

Suscríbete a nuestro Boletín Semanal