Murió el ejemplar gorila macho más viejo del mundo.

El gorila macho más viejo del mundo, Ozzie, ha muerto recientemente en el Zoológico de Atlanta.

Ozzie, era considerado el gorila macho más viejo del mundo, además de ser el tercer ejemplar de su especie con mayor longevidad.

A través de un comunicado, el Zoológico de Atlantadió a conocer que este martes murió a los 61 años.

Aún se tiene desconocimiento sobre la causa del deceso de este ejemplar de las tierras bajas occidentales, el cual tenía un peso cerca aproximado de 160 kg, anunció el zoológico a través de comunicado de prensa.

A través del comunicado, se menciona:
“El animal era considerado una verdadera leyenda en el zoológico, debido a que era el único miembro superviviente de la generación original de gorilas que llegó con la apertura de Ford African Rain Forest en 1988”.

Hace unos días, el personal observó una disminución del apetito en Ozzie, e intentó animarle a comer, según el el equipo del zoo.

El comunicado señala:
“Se realizará una necropsia para determinar la causa de la muerte. En las últimas 24 horas, los equipos lo habían estado tratando cuando presentó síntomas como hinchazón facial, debilidad e incapacidad para comer o beber”.

La muerte de Ozzie ha ocurrido apenas unos días después de que a su compañera de hábitat, Choomba, le fuese aplicada la eutanasia debido a deterioro en la salud. La ejemplar hembra tenía 59 años. Los 2 vivían en la misma zona del zoo de Atlanta y llevaban más de 15 años haciéndose compañía.

Los gorilas son una especie que se encuentran actualmente en peligro crítico.

Quienes acudían al zoológico, solían ver a Ozzie durmiendo la siesta en su sitio favorito: su pila de lana de madera. Las naranjas y las coles estaban dentro de sus alimentos predilectos. Y solía comunicarse con el personal a través de vocalizaciones de “respuesta”, en conjunto con una serie de golpes característicos en puertas o ventanas, según narra su biografía en el sitio web del zoo.

Raymond B. King, presidente y director general del Zoo Atlanta, mencionó en el comunicado de prensa:
“Es una pérdida devastadora para el zoo de Atlanta. Aunque sabíamos que este momento llegaría algún día, esa inevitabilidad no frena la profunda tristeza que sentimos por la pérdida de una leyenda”.

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) señala que el gorila occidental de llanura está catalogado como en peligro crítico, debido a la caza furtiva y a las enfermedades.
En el período comprendido entre los 20-25 años pasados, la población de la especie ha disminuido aproximadamente en un 60%, según el WWF.

El zoológico hizo un reseña sobre el ejemplar fallecido, en la cual se menciona que tiene más de 20 descendientes. Entre ellos están su hija Kuchi, sus hijos Kekla, Stadi y Charlie, su nieta Lulu, su bisnieta Andi y su bisnieto Floyd, que viven en el zoo de Atlanta. El resto de su descendencia vive en otros zoológicos repartidos entre Estados Unidos y Canadá.

Para profundizar más, pulsa ➡️ AQUÍ ⬅️

Suscríbete a nuestro Boletín Semanal