El motor de hidrógeno de Rolls-Royce: un paso hacia la aviación 0 emisiones.

Rolls-Royce, uno de los principales fabricantes de motores de avión, ha anunciado con orgullo la primera prueba exitosa de su motor de hidrógeno (motor impulsado por hidrógeno). Esta tecnología pionera podría ayudar a abordar uno de los mayores desafíos de la aviación moderna: la emisión de gases de efecto invernadero. Aunque queda mucho por hacer antes de que el hidrógeno se convierta en una alternativa viable a los combustibles fósiles en la aviación, este avance marca un paso importante hacia un futuro más limpio para la industria de la aviación.

Motor de hidrogeno

El motor de hidrógeno en la aviación y sus posibles cambios

La aviación es esencial para la economía global, pero también es una fuente importante de gases de efecto invernadero. A diferencia del transporte terrestre, las estrictas limitaciones de peso en la aviación hacen que la descarbonización mediante baterías sea difícil.

Eso es un problema para las aeronaves, porque significa que agregar más baterías para aumentar el alcance no proporciona suficiente energía adicional para compensar el peso adicional de las baterías. Si bien la tecnología de iones de litio continúa mejorando, incluso en su capacidad máxima teórica, no proporcionará suficientes densidades de energía para vuelos de medio alcance, y las nuevas químicas de baterías todavía están muy lejos.

Por eso hay un interés creciente en el hidrógeno como combustible potencial para la aviación. Aunque todavía no alcanza la densidad de energía del queroseno, tiene considerablemente más potencia que las baterías y no produce emisiones cuando se quema.

Sin embargo, no es un intercambio directo de combustible para aviones, y hacer que los aviones vuelen con hidrógeno requerirá rediseños significativos. Pero el fabricante de motores a reacción Rolls-Royce y la aerolínea comercial easyJet han dado los primeros pasos con la primera prueba en tierra de un motor a reacción con hidrógeno.

La prueba se realizó utilizando un motor AE 2100 de Rolls-Royce convertido e hidrógeno producido utilizando energía mareomotriz renovable por el Centro de Energía Marina Europea en las Islas Orkney en Escocia.

Las compañías han celebrado el avance como un paso significativo hacia la descarbonización del sector de la aviación. Pero hay un largo camino por recorrer antes de que el hidrógeno probablemente alimente un número significativo de aviones. Para empezar, encender un motor en una plataforma de prueba en tierra es una proposición muy diferente que usarlo para volar un avión.

Con la creciente atención en la sostenibilidad y la necesidad de reducir nuestra huella de carbono, la innovación continua en tecnología de aviación sostenible es más importante que nunca. Confiando en los próximos avances tecnológicos, el uso potencial de hidrógeno como combustible para aviones podría ayudar a remodelar el futuro del vuelo y reducir significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero.

Descubre e investiga más información acerca de los motores de hidrógeno y sus ventajas: El motor de hidrógeno.

Si te gusta nuestro contenido, podría interesarte: BMW presenta el vehículo que Cambia de Color en segundos.


Por favor síguenos en Google News:


Acerca de Alejandra Vazquez

Suscríbete a nuestro Boletín Semanal