La ciencia del amor

La ciencia del amor es el intento científico de intentar explicar la montaña de emociones que se manifiestan para las partes involucradas en una relación. Para comprender qué ocurre dentro de tu cuerpo te presentamos las explicaciones de la ciencia del amor sobre algunos de los efectos de estar enamorado.

Efectos secundarios corporales de estar enamorado

El amor puede aumentar la hormona del estrés de tu cuerpo, el cortisol

Aunque nunca se ha demostrado que el término “enfermo de amor” sea un diagnóstico médico, puede ser una “respuesta biológica”, no una condición de salud mental que se reconozca clínicamente, el amor puede aumentar su hormona del estrés, el cortisol, que en realidad puede suprimir su sistema inmunológico.

Puede experimentar sentimientos de éxtasis

El amor puede hacer al corazón latir rápido. Puede que le suden las palmas de las manos y que sus mejillas se pongan rojas. Las dosis de norepinefrina, adrenalina y dopamina en tu cuerpo  se disparan. La dopamina es lo que desencadena todas estas emociones y sentimientos de éxtasis. Al mismo tiempo, tus niveles de norepinefrina y adrenalina hacen que tu corazón se acelere, lo que te impide concentrarte en otra cosa.

Podrías dormir mejor: El amor es el culpable de muchas variaciones en nuestra salud, tanto buenas como malas. Un análisis encontró que las parejas normalmente duermen mejor que las personas solteras. Pero cuando las cosas no van tan bien en una relacion hay una mayor tasa de mala calidad del sueño. Un matrimonio infeliz puede conducir a la depresión y la angustia, dos condiciones que pueden cambiar su neuroquímica y neurobiología.

Serotonina: Los niveles bajos de serotonina son comunes en personas con trastornos obsesivo-compulsivos. Esto puede contribuir a que te sientas casi obsesionado con tu pareja, y por qué no puedes dejar de pensar en ella sin importar cuánto lo intentes.

Oxitocina y Vasopresina: Impulsan el apego y la unión de pareja, lo que te hace sentir apegado a la persona que amas. Estos químicos también contribuyen a tu deseo de proteger y cuidar a tu pareja.

Oxitocina: recibe el sobrenombre de “hormona del abrazo” y se libera durante actividades de contacto piel con piel

Beneficios científicamente probados del amor

El amor puede hacerte vivir más tiempo

Un metanálisis de 2015 involucró a 72,000 adultos, encontrando que aquellos que informaron una alta satisfacción en la relación y sentimientos positivos hacia su pareja, estaban relacionados con una mejor salud general y un menor riesgo de mortalidad. 

Además, un estudio de 2020 de más de 164,000 personas mayores encontró que aquellos que estaban casados ​​​​tenían una esperanza de vida un poco más larga que aquellos que no lo estaban. 

El amor puede estimular tu sistema inmunológico

Un estudio de 2019 descubrió que enamorarse puede tener un efecto positivo en su sistema inmunológico. En el estudio de dos años de duración, los participantes que se enamoraron experimentaron una mayor actividad de ciertos genes de inmunidad, mientras que los participantes que no se enamoraron durante el estudio no lo hicieron. 

Esto significa que los participantes enamorados pueden tener una defensa más fuerte contra la infección, sin embargo, se necesita más investigación para comprender cuántos días de enfermedad puede ahorrarle al año enamorarse.

El amor puede hacerte sentir menos dolor

Un pequeño estudio de 2010 encontró que las personas en las primeras etapas de una relación romántica pueden experimentar beneficios en el control del dolor, lo que puede deberse al hecho de que la activación de las regiones del cerebro que procesan las recompensas puede reducir el dolor.

Si bien este estudio tuvo lugar en un entorno controlado, sugiere que el amor puede servir al menos como un analgésico suave cuando el dolor surge inevitablemente en la vida.

El amor puede ser bueno para tu corazón

Un estudio de 2013 encontró que las personas casadas de 35 a 64 años tenían menos probabilidades de sufrir un ataque al corazón que las personas del mismo grupo de edad que no estaban casadas. Estudio de 2019 encontró que tener una pareja romántica presente, o pensar en una, reduce la presión arterial cuando se expone a un factor estresante.

Suscríbete a nuestro Boletín Semanal