Este Microchip Alado es la estructura Voladora artificial más Pequeña

Un microchip con alas, del tamaño de un grano de arena, se ha convertido en el dispositivo fabricado por el ser humano más pequeño con la capacidad de volar.

El nuevo ‘microflier’, como lo denominan sus inventores de la Universidad de Northwestern, no tiene motor. En cambio, es capaz de moverse con el viento, al igual que la semilla de la hélice de un árbol de arce, y gira como un helicóptero por el aire hacia el suelo.

Al estudiar cómo algunas semillas se dispersan por el viento, los ingenieros optimizaron la aerodinámica del microflier para que el cayera a una velocidad lenta de manera controlada.

d3-1.jpg

Esto lo hace ideal para monitorear la contaminación del aire y las enfermedades transmitidas por el aire.

Estos microfliers también se pueden empaquetar con tecnología ultraminiaturizada, incluidos sensores, fuentes de energía, antenas para comunicación inalámbrica y memoria integrada para almacenar datos.

“Nuestro objetivo era agregar el vuelo alado a los sistemas electrónicos a pequeña escala, con la idea de que estas capacidades nos permitirían distribuir dispositivos electrónicos miniaturizados altamente funcionales para detectar el entorno para el monitoreo de la contaminación, la vigilancia de la población o el seguimiento de enfermedades“, dijo en un comunicado el profesor John A. Rogers, de la Escuela McCormick de Ingeniería y Ciencias Aplicadas, quien dirigió el desarrollo del dispositivo.

Desarrollo del microchip

Para su desarrollo se inspiraron en las semillas de la planta tristellatia que tienen una forma de estrella. Eso hace que atrapen el viento para caer con un giro lento y giratorio.

El objetivo era imitar la rotación lenta y controlada de la semilla de trsitellatia. “Creemos que ganamos a la naturaleza”, dijo Rogers. “Al menos en el sentido estricto de que hemos podido construir estructuras que caen con trayectorias más estables y a velocidades terminales más lentas que las semillas equivalentes que se verían en plantas o árboles. También pudimos construir estas estructuras voladoras de helicópteros en tamaños mucho más pequeños que los que se encuentran en la naturaleza. Eso es importante porque la miniaturización de dispositivos representa la trayectoria de desarrollo dominante en la industria de la electrónica, donde los sensores, radios, baterías y otros componentes se pueden construir en dimensiones cada vez más pequeñas”.

 

FUENTES   1    2

Suscríbete a nuestro Boletín Semanal