Empresa de biotecnología quiere crear embriones humanos sintéticos para recolectar sus órganos para donación

A principios de agosto, científicos informaron sobre el primer embrión de ratón “sintético” creado sin la necesidad de esperma, un óvulo o incluso una matriz. Estos embriones no son viables y no se desarrollarán completamente en un feto. En cambio, son embriones increíblemente tempranos que contienen una gran variedad de células que pueden diferenciarse en ciertos órganos. La investigación fue un gran avance en la ciencia embrionaria, ya que los investigadores creían que mediante el uso de estos embriones “sintéticos”, sería posible eludir las enormes barreras éticas existentes para el trabajo embrionario estándar.

Ahora, los científicos buscan recrear el experimento usando células humanas, con el objetivo final de usar embriones humanos sintéticos para producir órganos de donantes. Todo suena un poco distópico y preocupantemente, pero los investigadores argumentan que la idea sería una forma increíblemente eficiente de resolver la paralizante crisis de donantes de órganos que continúa afectando al mundo.

En una entrevista con MIT Technology Review, el fundador de la compañía de biotecnología Renewal Bio y autor del estudio anterior con ratones, Jacob Hanna, dijo que tienen la intención de llevar la investigación al siguiente nivel al recrearla con células humanas. Con suerte, el experimento produciría embriones similares a un embarazo de alrededor de 40 o 50 días, completos con órganos diminutos que podrían recolectarse y convertirse en órganos de donantes, o células embrionarias que pueden usarse para ayudar a diversas afecciones inmunitarias.

“Consideramos que el embrión es la mejor bioimpresora 3D, es la mejor entidad para hacer órganos y tejidos adecuados.

Jacob Hanna fundador de la compañía de biotecnología Renewal Bio dijo al MIT Technology Review.

Ya sea que esté de acuerdo con el enfoque o no, ciertamente plantea una respuesta interesante y muy necesaria para un problema continuo. Según la Administración de Recursos y Servicios de Salud, actualmente hay casi 106,000 personas en los EE. UU. esperando un órgano donado, con 17 personas muriendo cada día esperando uno.

Por lo tanto, plantea la pregunta de que si se puede crear un embrión sintético sin posibilidad de vida para salvar a otro, ¿sigue siendo éticamente dudoso? ¿O se acerca demasiado a la idea de “jugar a ser dios” o “cultivar” embriones, conceptos que seguramente serán impopulares entre un gran número de personas?

De cualquier manera, la compañía ahora está en proceso de recaudar fondos y presentarlos a los inversionistas.

Si pudieran replicar su éxito en ratones con embriones humanos, Renewal Bio no ha dejado en claro cuán avanzados permitirían que se vuelvan los embriones sintéticos. Y esto probablemente será un punto de fricción para muchos. Pero, independientemente del resultado, la creación de un embrión humano sin esperma, óvulo o matriz sería un momento monumental en la investigación con células madre.

Suscríbete a nuestro Boletín Semanal