Una mujer que desconocía que se encontraba embarazada, dió a luz a bordo de una aeronave en pleno vuelo.


A bordo de un avión, una mujer dió a luz en pleno vuelo, la aeronave se dirigía a Hawái.
La mujer posteriormente declaró que no sabía que se encontraba embarazada, sin embargo el parto fue todo un éxito debido a un importante factor: a bordo del avión viajaban un médico y 3 enfermeras.

La mujer de origen estadounidense realizaba un viaje de vacaciones desde Utah hasta Hawái, y justamente cuando iban a la mitad del vuelo empezó el trabajo de parto, al ver lo que estaba ocurriendo, el médico y las enfermeras le brindaron asistencia.
Al respecto la mujer dijo:
“Si no hubiesen estado allí, no creo que el bebé estuviera aquí.
No sabía que estaba embarazada. Este muchacho acaba de salir de la nada”,- declaró Lavinia Mounga desde el Centro Médico Kapiolani donde fue atendida de manera posterior al aterrizaje.


El parto ocurrió de manera prematura, el pasado miércoles 28 de abril, a bordo del vuelo de la aerolínea Delta, esto mientras la aeronave atravesaba el océano Pacífico.

Lani Bamfield, una de las enfermeras que se encontraba a bordo del avión, dió a conocer a través de las redes sociales lo siguiente: “Si alguien quiere saber cómo fue nuestro viaje a Hawái… así es como empezó”.
Agregando que el nacimiento fue “en el medio del océano” y que ocurrió “tres horas antes” de que aterrizaran.
Por su parte, la otra enfermera, Mimi Ho, narró lo sucedido como “un poco loco”. “Nos nombró familia y tías del bebé”,- declaró.

El médico Dave Glenn también opinó al respecto, y dijo:
“No sé cómo una paciente tiene tanta suerte como para viajar en el mismo vuelo con tres enfermeras de cuidados intensivos neonatales cuando está en trabajo de parto de emergencia, pero esa fue la situación en la que estuvimos”.
Y agregó: “ninguno de los equipos de los que se disponían era adecuado para un bebé prematuro de 29 semanas de gestación, por lo que, entre varios procedimientos que fueron improvisados, se tuvo que medir la frecuencia cardíaca con un reloj Apple”.

Una vez que la aeronave logró aterrizar de forma exitosa, la madre y el bebél fueron trasladados al Centro Médico Kapiolani enmedio de los aplausos emotivos de los pasajeros.
Una vez en el hospital recibieron los cuidados necesarios para su recuperación. La madre dijo:
“Estoy feliz de que esté aquí y esté bien”, además mencionó que ya se encontraba en las condiciones adecuadas para ser dada de alta, pero que su bebé permanecería durante más tiempo en la unidad de cuidados intensivos neonatales.

Ethan Magalei, el padre, no se encontraba en el avión cuando ocurrieron los hechos, por lo que manifestó su agradecimiento a todas las personas que colaboraron en el parto, describiendo la llegada de su hijo como un “milagro”, mientras narraba que todo fue un “‘shock'”, debido a que no tenían conocimiento de que serían padres. “Nuestras vidas han cambiado para siempre”,- mencionó de forma contundente.


Like it? Share with your friends!

0 Comments