La aromaterapia durante el sueño aumenta la capacidad cerebral en un 226% en personas mayores

En un mundo donde la prevalencia de enfermedades cognitivas como la demencia y el Alzheimer sigue en aumento, un equipo de científicos ha encontrado una forma ingeniosa y poco convencional de ayudar a mejorar la función cognitiva en adultos mayores: la estimulación olfativa durante la noche.

Estimulación Olfativa como Herramienta Terapéutica

La investigación liderada por un equipo que incluyó a Cha et al. (2022) y referencias de trabajo previo por Granger et al. (2021), se centró en utilizar una variedad de olores durante la noche para enriquecer el entorno olfativo de los participantes. El estudio se basó en pruebas previas que mostraban mejoras en la memoria después del enriquecimiento olfativo en personas mayores con demencia.

Se expuso a los participantes a siete olores diferentes durante dos horas cada noche, un enfoque menos intensivo comparado con estudios anteriores que habían utilizado al menos cuatro olores cada día. A pesar de esto, los resultados fueron sorprendentes.

Mejoras Significativas en el Aprendizaje Verbal y la Memoria

Los participantes en el grupo enriquecido mostraron una diferencia significativa del 226% en su desempeño en la prueba Rey Auditory Verbal Learning Test (RAVLT) en comparación con el grupo control. Esta prueba evalúa el aprendizaje y la memoria verbal, incluyendo la interferencia proactiva y retroactiva, la retención y el reconocimiento de la memoria.

Los resultados no solo mostraron mejoras en la retención y el recuerdo, sino que también mostraron cambios significativos en la difusividad media (MD) del fascículo uncinate izquierdo, una parte crucial del cerebro que juega un papel en la mediación de la memoria episódica y el procesamiento socioemocional.

Efectos Secundarios y Consideraciones Adicionales

Además de las mejoras en la memoria y el aprendizaje verbal, el estudio también observó un ligero aumento en la cantidad promedio de sueño registrado por los sujetos en el grupo enriquecido. Sin embargo, no se encontraron diferencias significativas en la habilidad olfativa, incluyendo el umbral, la discriminación y el reconocimiento.

El estudio también consideró factores como el género y la edad, observando cambios específicos en los grupos de control y enriquecidos, lo que puede ser útil para futuras investigaciones en grupos demográficos particulares.

Limitaciones y Futuro

A pesar de los hallazgos prometedores, el estudio reconoce sus limitaciones, como el tamaño reducido de la muestra y el uso de un solo olorante cada noche debido al diseño del dispositivo de difusión.

Los autores también abordan la sorprendente conexión entre los trastornos neurológicos y la pérdida olfativa, citando trabajos de Doty y Hawkes (2019) y Leon y Woo (2022), y sugieren que la estimulación olfativa podría considerarse como un programa de salud pública de bajo costo para reducir el riesgo neurológico en adultos mayores.

Conclusión

Este estudio innovador marca un hito en la exploración de las conexiones entre nuestros sentidos y la salud cognitiva. Si bien aún queda mucho por descubrir, el trabajo en la Universidad de California, Irvine, ofrece una ventana prometedora a un futuro en el que el tratamiento y tal vez incluso la prevención de las enfermedades cognitivas puedan ser tan sencillos como inhalar un perfume reconfortante antes de dormir.

Los interesados en colaborar en la investigación pueden contactar al autor correspondiente en cwoo@uci.edu. El proyecto ha sido revisado y aprobado por la Junta de Revisión Institucional de UC Irvine, asegurando que cumple con los estándares éticos requeridos.

Fuente: Overnight olfactory enrichment using an odorant diffuser improves memory and modifies the uncinate fasciculus in older adults


Por favor síguenos en Google News:


Acerca de CD

Suscríbete a nuestro Boletín Semanal