Mujer investiga una marca de nacimiento inusual y descubre que es su propia hermana gemela

Taylor Muhl una cantante de California, toda su vida ha tenido una rara marca de nacimiento en el centro de su cuerpo. Un lado de su torso y su espalda se ven ligeramente más rojos además de que tiene otros rasgos que le indicaba algo inusual.

“Todo en el lado izquierdo de mi cuerpo es un poco más grande que el lado derecho. Tengo un diente doble en el lado izquierdo de la boca y muchas sensibilidades y alergias a alimentos, medicamentos, suplementos, joyas y picaduras de insectos”.

Taylor Muhl escribió en su blog

Debido a estas rarezas Taylor decidió consultar su caso con un médico familiarizado con condiciones médicas raras y descubrió que tiene quimerismo tetragamético es decir dos conjuntos de ADN

“No solo eso, me han dicho que tengo dos sistemas inmunológicos y dos torrentes sanguíneos”

Taylor Muhl

En la mitología griega, una quimera era una criatura que escupe fuego con los rasgos físicos de un león, una cabra y un dragón. En los seres humanos, una quimera es una persona que tiene dos conjuntos de ADN totalmente diferentes dentro de su cuerpo. Es un poco menos dramático que un monstruo que escupe fuego, claro, pero sigue siendo bastante salvaje.

Esto sucede cuando dos óvulos separados son fertilizados por dos espermatozoides diferentes, y luego uno de los embriones absorbe al otro durante las primeras etapas de desarrollo y forman un ser humano con dos líneas celulares diferentes. Las personas con este tipo de quimerismo pueden tener dos tipos de sangre, como Taylor, o diferentes colores de ojos.

El quimerismo es raro, con sólo alrededor de 100 casos documentados en humanos. Las personas con la afección pueden vivir sin complicaciones, aparte de la alteración de la pigmentación. Varias personas solo se han dado cuenta de su condición después de los análisis de sangre. En 2006, una madre tuvo que demostrar que sus hijos eran suyos después de que un análisis de sangre mostrará que su ADN no coincidía con el ADN de sus propios hijos, debido a la presencia del ADN de su gemela.

En pacientes quiméricos, la mayoría de las células generalmente terminan viniendo de un conjunto de ADN. En algunos casos, la persona puede desarrollar genitales ambiguos, si los embriones gemelos a partir de los cuales se desarrollaron contienen cromosomas diferentes (es decir, si un gemelo es masculino y el otro es femenino). En el caso de Muhl, ambos embriones de los que se desarrolló eran hembras. 

Su quimerismo también ha llevado a una condición autoinmune, porque su cuerpo ve el ADN de su gemela como “extraña” y reacciona ante ella, por lo que tiene una serie de alergias a alimentos, medicamentos, suplementos, joyas y picaduras de insectos.

Suscríbete a nuestro Boletín Semanal