Hombre muere al ser atraído por una máquina de resonancia magnética

Una desafortunada serie de eventos relacionados con una máquina de resonancia magnética (IRM)  provocaron la muerte de Rajesh Maruti Maru, un hombre de 32 años.

Mientras visitaba a un pariente anciano en el Hospital Caritativo BYL Nair en Mumbai, India, aparentemente un miembro subalterno del personal le solicito al hombre que llevara un cilindro metálico de oxígeno líquido a una habitación que contenía una máquina de resonancia magnética.

Desafortunadamente si que lo supieran la máquina de resonancia magnética estaba encendida. 

Las máquinas de IRM, o imágenes por resonancia magnética, están equipadas con imanes tan poderosos que objetos metálicos como clips pueden convertirse en proyectiles letales si se mantienen cerca.

Maru al llevar consigo un tanque metálico con oxígeno fue succionado por la máquina, lo que provocó que el tanque de oxígeno se rompiera y tuviera una fuga.

La autopsia reveló que Rajesh Maruti Maru, inhaló cantidades tóxicas de oxígeno líquido que se filtró mientras que su mano fuera aplastada entre el cilindro y la máquina que no debería haber estado encendida en ese momento.

La policía arrestó por negligencia al menos a dos miembros del personal del hospital. El gobierno local también otorgó a la familia del hombre 500.000 rupias (7.855 dólares) en compensación.

Los escáneres de resonancia magnética utilizan campos magnéticos increíblemente fuertes, junto con gradientes de campo eléctrico y ondas de radio, para generar imágenes tridimensionales muy detalladas del cuerpo. Es por eso que debes quitarte todos los objetos metálicos y joyas metálicas antes de acercarte a una de estas máquinas.

Definitivamente esta historia es un buen recordatorio de las medidas de seguridad que se deben tomar en cuenta a la hora de operar equipos médicos y en otros ámbitos.

Suscríbete a nuestro Boletín Semanal