Una Inteligencia Artificial salvó a dos Pilotos de combate que se desmayaron el año pasado


El año pasado dos pilotos de aviones de combate F-16 que volaban sobre Nevada en Estados Unidos, perdieron el conocimiento pudiendo provocar un accidente catastrófico de no ser por su copiloto.

Su copiloto era un sistema de Inteligencia Artificial sofisticado que toma el control de la situación en caso de considerarlo necesario.

Debido a las grandes fuerzas G generadas por los aviones, los pilotos pueden perder el conocimiento. A esta pérdida se le conoce como G-LOC “Perdida de conocimiento inducida por la fuerza G”.

Esto demuestra las capacidades de los pilotos automáticos para poder actuar en tiempo real para su asistencia en el campo.

Asistiendo a los humanos

Ambos pilotos perdieron el conocimiento cuando volaban a 790 metros y 1200 metros respectivamente, entrando enseguida el sistema llamado “Sistema Automático de Prevención de Colisiones en Tierra” (AGCAS).

La Fuerza Aérea dijo:

“En ambos incidentes, los pilotos pudieron recobrar la conciencia durante el pull-up de AGCAS y ayudaron en la recuperación de la aeronave; sin embargo, sus acciones por sí solas no habrían llegado a tiempo para evitar la colisión con el suelo”.

El sistema considera variables como la velocidad, altitud y rutas de vuelo antes de tomar por completo el control de la trayectoria para dirigir la aeronave.

Salvando posibles perdidas humanas

Según reportes el año pasado sucedieron 8 eventos en los que pilotos perdían la conciencia pero en solo 2 se activó el asistente de vuelo.

Esta es una forma en la que el desarrollo de nuevas tecnologías ayuda a prevenir pérdidas humanas cuando se lleva el cuerpo a sus límites.

No olvidar que estos avances pueden crear que en un futuro no se necesiten más pilotos en el asiento, para evitar cualquier error humano posible.

Fuente


Like it? Share with your friends!

0 Comments