Pavimento que capta energía solar a base de plástico y vidrio reciclado

Una empresa en Hungría está fabricando paneles solares a partir de residuos plásticos y luego los utiliza como pavimentos.

El equipo dice que puede alimentar edificios y dispositivos electrónicos, entregando energía solar “a lugares donde antes no era posible”.

Miklós Illyés es uno de los tres amigos húngaros a los que se les ocurrió la idea en 2015.

“Nuestro producto no está hecho para reemplazar los tradicionales paneles solares en el techo, por ejemplo, sino para ser un esfuerzo complementario para utilizar energía limpia donde no hay otros recursos energéticos disponibles”, agrega Illyés.

¿Entonces, cómo funciona?

Al emplear un método de presión especial, Platio puede hacer uso de plástico que de otro modo no sería reciclable para construir los ladrillos sobre los que se asientan los paneles solares.

La compañía dice que usa el equivalente a 400 botellas de plástico para hacer un metro cuadrado de pavimento solar. Afirma que esta mezcla hace que los ladrillos sean más duraderos que otros materiales en la industria de la construcción de carreteras.

Y aunque está destinado a humanos en lugar de vehículos, el pavimento puede “soportar fácilmente el peso de incluso un camión pesado”, asegura Illyés.

Ahora el producto está disponible en 36 países.

“Es muy interesante que en Estados Unidos, por ejemplo, hay algunos lugares en los estados del sur donde debido a la amenaza de tornado es difícil instalar un panel solar. Y si podemos instalar paneles solares en estos lugares, también podemos aumentar producción de energía verde ”, dice Illyés.

Fuente 1 /Fuente 2

Suscríbete a nuestro Boletín Semanal