5 de los experimentos más salvajes a los que los tardígrados han sobrevivido en nombre de la ciencia

Los tardígrados son criaturas microscópicas resistentes conocidas por su capacidad para soportar condiciones extremas.

Los osos de agua pueden pasar años sin comida ni agua y soportar la radiación y las temperaturas extremas.

Desde despegar al espacio hasta ser disparados con un arma, han servido a la ciencia de manera explosiva.

Las criaturas diminutas y extrañamente adorables llamadas tardígrados son uno de los organismos más duros de la Tierra.

Los tardígrados, que quizás sean más conocidos como osos de agua debido a sus cuerpos regordetes, pertenecen a un grupo de microorganismos extremadamente resistentes que pueden prosperar en entornos hostiles que no son aptos para la vida. Para sobrevivir, exprimen el agua de sus cuerpos y se enrollan en bolas deshidratadas conocidas como tuns .

Mientras están en esta forma, los tardígrados pueden soportar los entornos más extremos, incluso el vacío del espacio. Estas criaturas microscópicas pueden pasar años sin comida ni agua y soportar la radiación y las temperaturas extremas.

Esa naturaleza resistente los convierte en sujetos de prueba perfectos en experimentos sobre la tenacidad de la vida. Desde que les dispararon con un arma hasta que aterrizaron en la luna, estas son cinco ocasiones notables en las que los tardígrados demostraron su valía en nombre de la ciencia.

1. Los tardígrados que habitan en el agua se convirtieron en sujetos de prueba en el espacio

Los científicos esperan descubrir qué hace que estas pequeñas criaturas sean casi indestructibles. Realmente son pequeños: tienen un tamaño de 100 a 1000 micrones, tan pequeños como la altura de una hoja de papel.

En 2021, la NASA envió 5000 tardígrados al espacio en una misión de reabastecimiento de carga a la Estación Espacial Internacional.

Thomas Boothby, investigador principal del experimento dijo:

“Queremos ver qué ‘trucos’ usan para sobrevivir cuando llegan al espacio y, con el tiempo, qué trucos están usando sus descendientes”.

En 2007, un equipo europeo de investigadores envió 3.000 tardígrados a orbitar la Tierra en el exterior de una nave espacial durante 12 días. Cuando los osos de agua regresaron a la Tierra, los científicos descubrieron que el 68% sobrevivió .

Ingemar Jönsson, líder del proyecto del experimento europeo dijo:

“Nuestro hallazgo principal es que el vacío espacial, que implica deshidratación extrema y radiación cósmica, no fue un problema para los osos de agua”.

2. Los tardígrados se estrellaron en la luna

En abril de 2019, una sonda lunar israelí se estrelló contra la Luna mientras transportaba a bordo miles de tardígrados deshidratados.

Muchos especularon que los osos de agua podrían haber sobrevivido al accidente.

Nova Spivack, cofundadora de la organización que puso a los tardígrados en el espacio dijo:

“Creemos que las posibilidades de supervivencia de los tardígrados son extremadamente altas”.

Según Wired, cualquier tardígrado que se encuentre en el futuro tendría que ser devuelto a la Tierra para ser rehidratado en un planeta con atmósfera.

3. Un tardígrado descongelado sobrevivió congelado durante 3 décadas

En 2016, científicos del Instituto Nacional de Investigación Polar de Japón examinaron tardígrados recuperados de una muestra de musgo congelado recolectada en la Antártida en 1983.

Después de rehidratarlos, los investigadores revivieron con éxito un tardígrado que había estado congelado durante más de 30 años. Además, los investigadores descubrieron que los tardígrados pueden reproducirse con éxito después de décadas en condiciones gélidas.

Basado en experimentos de laboratorio, los tardígrados incluso sobreviven a -458 grados Fahrenheit. Eso es más del doble de frío que la temperatura más fría jamás observada en la superficie de la Tierra, según la NASA .

4. Las criaturas soportaron temperaturas abrasadoras.

Los tardígrados pueden sobrevivir en temperaturas extremadamente altas, y los encontrará en algunos de los ambientes más extremos de la Tierra, como respiraderos de aguas profundas, aguas termales y volcanes de lodo.

Aún así, en un estudio de 2020 , los investigadores encontraron que la exposición prolongada a altas temperaturas, incluso en su estado de hibernación, puede matar a los tardígrados en solo un día. En el estudio, después de estar expuestos a temperaturas del agua de unos 100 grados Fahrenheit, la mitad de los tardígrados de la muestra de investigación murieron.

Ricardo Neves, investigador principal del estudio dijo:

“Habíamos encontrado su talón de Aquiles”.

5. Los tardígrados sobrevivieron a los disparos de un arma de alta velocidad

Algunos científicos creen que los tardígrados pueden ser capaces de propagar la vida a diferentes planetas.

En un estudio de 2021 , los investigadores cargaron una bala de nailon con tardígrados en estado de hibernación y los dispararon contra un objetivo de arena a una variedad de velocidades. Los bichos sobrevivieron chocando contra objetivos a velocidades de hasta aproximadamente 3,200 km/h, pero los que fueron disparados a velocidades más rápidas explotaron en el impacto.

Querían probar si un tardígrado podría sobrevivir a un impacto cósmico, como el aterrizaje de un meteorito en la Tierra, ya que daría crédito a la idea de que la vida podría ser capaz de hacer autostop a través del cosmos.

Mark Burchell, supervisor del experimento dijo:

“Si pudieran hacerlo y son lo más difícil que conocemos, ¿verdad? Tal vez otras cosas puedan”.

“Pero si no pueden hacerlo, y son lo más difícil que conocemos, entonces tal vez nada más pueda hacerlo”.

Suscríbete a nuestro Boletín Semanal


Deja un comentario