Teoría de la conspiración piensa que el Gran Colisionador de Hadrones nos transfirió a un universo paralelo

En el 2022 se encendió nuevamente el acelerador de partículas más grande del mundo. Después de tres años de actualizaciones y mantenimiento, inmediatamente observó tres partículas exóticas por primera vez. 

Todo es bastante emocionante. Pero, por supuesto, hay a quienes les preocupa que el colisionador abra una puerta de entrada a una dimensión paralela de la que no hay retorno.

Parece que los teóricos de la conspiración de este año han estado viendo demasiado Doctor Strange y el multiverso de la locura, ya que los rumores de este año se han centrado en la apertura de un portal a otra dimensión.

“¿Quién ha sentido que se avecina un gran cambio desde hace un tiempo?” escribió un astrólogo verificado en Twitter, en un ejemplo típico de las teorías de la conspiración. “Ahora, el 5 de julio, literalmente, cambiaremos las líneas de tiempo, cuando CERN encienda su máquina, abrirá un portal para atravesar y también entrará lo desconocido. Mantén tu energía y vibraciones positivas”.

“He investigado sobre esto, encontré 10 veces más efectos mandela… porque en 2012 lograron un nivel de voltaje récord que causó estos efectos mandela, sea cual sea el portal que estén abriendo, no deberían“.

Puede que las teorías de dimensiones alternativas se basan en la idea de que el LHC podría, en teoría, detectar evidencia de dimensiones adicionales.

“¿Cómo podríamos probar las dimensiones adicionales? Una opción sería encontrar evidencia de partículas que pueden existir solo si las dimensiones adicionales son reales”, explica el CERN en su sitio web.

“Las teorías que sugieren dimensiones adicionales predicen que, de la misma manera que los átomos tienen un estado fundamental de baja energía y estados excitados de alta energía, habría versiones más pesadas de partículas estándar en otras dimensiones. Estas versiones más pesadas de partículas -llamadas Kaluza- Klein – tendrían exactamente las mismas propiedades que las partículas estándar (y, por lo tanto, sería visible para nuestros detectores) pero con una masa mayor.

Si CMS o ATLAS encontraran una partícula similar a Z o W (los bosones Z y W son portadores de la fuerza electrodébil) con una masa 100 veces mayor, por ejemplo, esto podría sugerir la presencia de dimensiones adicionales. Tales partículas pesadas solo pueden ser reveladas a las altas energías alcanzadas por el Gran Colisionador de Hadrones (LHC)”.

Suscríbete a nuestro Boletín Semanal