Paciente con cáncer recibe la primera mandíbula impresa en 3D de titanio del mundo

Después de cuatro años de investigación por parte del Instituto del Cáncer de los Países Bajos y la tecnología holandesa Mobius 3D (M3DT), se implantó con éxito una mandíbula inferior de titanio en un paciente con cáncer de cabeza y cuello.

El Instituto del Cáncer de los Países Bajos llevó a cabo la primera operación exitosa con una mandíbula inferior de titanio impresa en 3D personalizada. Imagen: Tecnología Mobius 3D (M3DT)

La mandíbula se reconstruyó a partir de la resonancia magnética 3D y las tomografías computarizadas del paciente, lo que la hace encajar perfectamente en su nuevo hogar óseo.

Este es un paso importante en el tratamiento del cáncer de cabeza y cuello, una enfermedad que afecta a unas 600.000 personas cada año. Para la mayoría de las personas, especialmente aquellas cuyo cáncer se detecta temprano, el tratamiento es una cirugía mínima, a veces con láser o radioterapia.

Para algunos, sin embargo, se necesita una acción más agresiva y se debe extirpar parte de la mandíbula inferior. Como era de esperar, esto puede tener un impacto masivo en la vida del paciente, ya que lo incapacita para hablar, masticar y otras acciones esenciales, sin mencionar que es bastante notable desde un punto de vista estético.

Usualmente los cirujanos reconstruyen la mandíbula con hueso de otra parte del cuerpo, generalmente del peroné, en la parte inferior de la pierna. Pero esto no siempre es posible: aproximadamente tres de cada 10 pacientes no son elegibles para el procedimiento debido a problemas vasculares existentes.

Incluso cuando es una opción, el procedimiento puede tener importantes inconvenientes. Es una cirugía larga y compleja, con una duración media de hasta 12 horas y que requiere procedimientos muy técnicos para conectar los vasos sanguíneos nativos e implantados. También será necesario moldear el hueso para que se ajuste a la mandíbula y coserlo en su lugar.

Para aquellos que no pueden operarse de hueso donante, la solución es un implante de titanio. Desafortunadamente, hasta ahora, no ha sido particularmente elegante: los pacientes reciben solo una placa de titanio y una transferencia de tejido local o regional..

Estos también causan problemas: en el 40 por ciento de los casos, terminan rompiendo la mucosa o la piel de la boca, y los tornillos que sujetan la placa pueden soltarse.

Es por eso que esta nueva mandíbula impresa en 3D es tan importante. No solo tiene la forma y el peso perfectos para adaptarse a la anatomía del paciente, sin necesidad de perder un hueso de la espinilla para crearlo, sino que también es mucho más resistente que las placas de titanio que se utilizan actualmente. Esto se debe en parte a una técnica de sujeción mejorada, pero también a una nueva estructura de malla colocada en el interior del implante que agrega resistencia y mantiene el peso de la estructura cerca del hueso.

“Debido a que el implante está hecho a medida, la mandíbula conserva su ajuste y la presión sobre la mucosa o la piel que la recubre se distribuye de manera más uniforme. Esperamos que esto disminuya las complicaciones y mejore los resultados funcionales y estéticos. Incluso las herramientas que usa el cirujano en la operación son específicas para cada paciente”, agregaron. “La operación también es más simple y más corta.

 Instituto del Cáncer de los Países Bajos

Este es solo el primer éxito, pero los cirujanos e ingenieros detrás de la mandíbula de titanio esperan que esté ampliamente disponible en los próximos dos años. Mientras tanto, se están realizando investigaciones para expandir esta nueva técnica, para proporcionar implantes en otras partes de la cara y el cráneo.

Suscríbete a nuestro Boletín Semanal


Deja un comentario