Muertes de aves se reducen un 70% con pintar de negro las aspas de las turbinas eólicas


En un estudio llevado a cabo durante nueve años en el parque eólico Smøla de Noruega, probaron que algo tan simple como la pintura negra podría ser la clave para reducir la cantidad de aves que mueren cada año por las turbinas eólicas, para ser más exactos cambiar el color de una sola pala en una turbina de blanco a negro resultó en una caída del 70% en la cantidad de aves muertas.

La energía eólica está aumentó, ya que es más barata que la quema de combustibles fósiles  siempre que coloquen las turbinas en el lugar correcto.

El problema de las turbinas eólicas es el impacto en las poblaciones locales de fauna voladora como pájaros y murciélagos. Según algunas estimaciones en el 2015 murieron aproximadamente 300,000 aves murieron por turbinas eólicas, aunque las muertes de aves por turbinas son Tendencia a la baja a medida que la industria se mueve hacia palas de turbina más grandes que se mueven más lentamente.

Para reducir las muerte ocasionada por las turbinas en el parque eólico Smøla en el 2013, pintaron de negro un aspa de 4 turbinas de 70 m de altura con tres aspas de 40 m de largo y compararon los resultados con 4 turbinas de control.

En 2013, cada una de las cuatro turbinas del grupo de prueba tenía una sola aspa pintada de negro. En los tres años que siguieron, sólo seis aves fueron encontradas muertas debido a golpes con las palas de sus turbinas. En comparación, las cuatro turbinas eólicas de control registraron 18 muertes de aves, una reducción del 71,9 por ciento en la tasa anual de muertes.


Like it? Share with your friends!

4 shares

0 Comments