Cirugía de corrección de deformidad de columna (escoliosis idiopática)


El término escoliosis es una entidad médica que consiste en una curvatura anormal de la columna vertebral.

La escoliosis puede tener diversas etiologías, en la mayoría de los casos la causa es desconocida y recibe el nombre de escoliosis idiopática. De la misma manera cuando ocurre en varias personas de una misma familia se habla de un componente genético.

Las vértebras que componen la columna, vistas en una proyección radiológica en AP normalmente bajan en línea recta desde la parte cefálica hacia caudal, en el caso de la escoliosis idiopática se produce una curvatura con desplazamiento lateral, que le da a la columna un aspecto de “C” cuando compromete un solo segmento (dorsal o lumbar) o de “S” (cuando compromete la columna dorsal y lumbar al mismo tiempo) o incluso pueden producirse rotaciones sobre el mismo eje de las vértebras condicionando “rotoescoliosis”.

El  tratamiento usualmente depende de la etiología, grados de curvatura y si presenta o no rotación vertebral, así como la edad del paciente. En curvas menores de 15 a 20 grados el tratamiento es conservador y consiste en vigilancia periódica. En curvas con un rango de  20 a 40 grados se indica iniciar el uso de un corsé dorsolumbar y de la misma manera observar que no exista progresión significativa de la deformidad

En caso de tratarse de curvas mayores a 40 grados, se opta por el manejo quirúrgico. En el cual se realiza una instrumentación posterior, que consiste colocar tornillos pediculares a lo largo de la columna para posteriormente colocar un par de barras que ayudan a poder alinear la columna. En algunas ocasiones se recomienda utilizar injerto óseo para favorecer una mejor fijación (artrodesis). Este injerto óseo puede ser autólogo (propio del paciente vgr. cresta iliaca) o heterólogo (de un banco de hueso).
En el video se aprecia una instrumentación de la columna dorsolumbar, los tornillos transpediculares ya se encuentran colocados, el siguiente paso consiste en colocar las barras paralelas, previamente moldeadas,  las cuales ayudarán posteriormente a alinear la deformidad presente. Es muy importante  que la corrección sea gradual, asistida y por personal calificado con subespecialidad en cirugía de columna (medicos neurocirujanos o traumatólogos), ya que se requiere tener conocimientos específicos, debido a la complejidad de dicha operacion.

Artículo por la Dra. Miroslava Galaz


Like it? Share with your friends!

0 Comments