Los 3 alimentos consumidos por la mujer más anciana del mundo durante más de un siglo

Cada vez existen más personas centenarias, y muchas de ellas tienen hábitos en común. Por ejemplo, la alimentación.

Jeanne Louise Calment nació el 21 de febrero de 1875 en Ariés, Francia, y murió el 4 de agosto de 1997, a los 122 años de edad.

Es la persona más anciana jamás documentada. Mediante documentos, fotografías, y exámenes médicos certificaron que realmente tenía 122 años. Aunque una teoría rusa asegure que en realidad era su hija, que había adoptado la identidad de su madre.

Pero los datos parecen certificar que realmente vivió 122 años. Según su biografía practicó esgrima hasta los 85 años, montó en bicicleta hasta los 100, y caminó sin necesidad de un bastón hasta los 114 años. ¿Cuál es el secreto de su longevidad?

Existen muchas causas que afectan a los años que vivimos. En el caso de Jeanne Louise Calment, vivió  una buena vida sin estrés, en unas condiciones geográficas y climáticas favorables. Y tenía buenos genes.

La alimentación también es clave para vivir tantos años. Jeanne Louise Calment consumió durante más de 100 años estos tres alimentos a diario, según explica Eat this, not that!chocolate, aceite de oliva y vino de Oporto.

No es que todo lo que hizo esta longeva mujer sea un ejemplo a seguir: por ejemplo, fumó hasta los 117 años. Pero el aceite de oliva y el vino tinto aparecen en la dieta de la mayoría de las personas centenarias. Y el chocolate tiene comprobados beneficios para la salud.

Jeanne Calment, La persona más vieja del mundo | amazing.zone

Numerosos estudios han demostrado que el aceite de oliva ayuda a controlar el peso, reduce la presión arterial, disminuye la inflamación y ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Tanto el vino tinto como el chocolate negro contienen potentes antioxidantes que pueden contribuir a mejorar la salud general cuando se consumen con moderación.

Echando un vistazo a la biografía de Jeanne Louise Calment, habría que añadir también otro par de consejos: reducir el estrés, y hacer deporte. Ella nunca tuvo un trabajo a tiempo completo en sus 122 años de vida, y se dedicó a practicar deportes como la esgrima, el tenis, y el ciclismo.

Son consejos que aprobaría cualquier médico, así que merece la pena aplicarlos… Quizá no llegues a los 122 años, pero tendrás una vida más sana.

Suscríbete a nuestro Boletín Semanal