La luna tiene una cola parecida a la de un cometa.


Una vez al mes, durante luna nueva, aparece una mancha de luz difusa en el cielo opuesto al sol, tiene aproximadamente 5 veces el diámetro de la luna llena y 50 veces su oscuridad. Es imperceptible a simple vista.

La mancha es la luz reflejada por millones de átomos de sodio en la superficie de la luna.

La luna, que carece de una atmósfera que la proteja, está constantemente bajo ataque. Cuando los meteoritos bombardean su superficie, átomos de sodio vuelan alto en órbita. Los fotones del sol chocan con los átomos de sodio, empujándolos lejos del sol, creando una estructura en forma de cola que fluye corriente abajo de la luna.

Jeffrey Baumgardner, científico investigador principal del Centro de Física Espacial de la Universidad de Boston, dijo: “Hace que la luna parezca un cometa”.

Cuando esta nube de átomos de sodio se encuentra con la gravedad de la Tierra, se “enfocará” en un área de densidad mejorada, que es visible para una cámara sensible equipada con filtros sintonizados con la luz naranja emitida por el sodio cerca de 589,3 nm.

La cola puede rociar el mundo con sodio, pero es extremadamente difuso, por lo que la caspa del polvo lunar no se acumula en nuestras cabezas.

 


Like it? Share with your friends!

0 Comments