Estudio revela que pararse sobre una pierna podría revelar su riesgo de muerte

Un nuevo estudio publicado vinculó la incapacidad para mantener el equilibrio sin apoyo en cualquiera de las piernas con un riesgo de casi el doble de muerte, por cualquier causa, en los próximos diez años.

Si bien se sabe que las caídas son una de las principales causas de muerte no intencional en todo el mundo, esta investigación, que sólo estudió a personas de mediana edad, parece establecer una conexión significativa entre el equilibrio y la supervivencia que va mucho más allá de los resbalones accidentales.

El estudio de 12 años siguió a 1072 adultos de 51 a 75 años, todos los cuales tenían lo que el equipo internacional de investigadores consideró una “marcha normal”.

Todos tuvieron que realizar una evaluación de equilibrio estandarizada, que, sí, implicó tres intentos de estar de pie durante diez segundos, sin ayuda, en cada pierna, al comienzo de la prueba, una prueba que reprobó aproximadamente 1 de cada 5 personas.

En el transcurso de esos 12 años, 123 personas fallecieron de una variedad de dolencias. Sorprendentemente, los expertos descubrieron que el 17,3 por ciento de los que murieron no habían superado la prueba de equilibrio original, frente a una tasa de mortalidad de solo el 4,5 por ciento en las personas que habían pasado el examen de estabilidad.

Según el comunicado de prensa:

“Después de tener en cuenta la edad, el sexo y las condiciones subyacentes, la incapacidad de pararse sin apoyo sobre una pierna durante 10 segundos se asoció con un riesgo 84 % mayor de muerte por cualquier causa en la próxima década”.

La investigación no está exenta de deficiencias. Por ejemplo, los médicos solo estudiaron a brasileños blancos, lo que generó dudas sobre si los resultados se traducirían en una población más amplia.

La investigación tampoco hace ninguna afirmación sobre la causalidad, pero los sorprendentes resultados probablemente podrían allanar el camino para futuros estudios que desglosen aún más lo que está sucediendo.

Hasta entonces, es posible que vea a los médicos agregar una prueba de equilibrio a los chequeos diarios.

Suscríbete a nuestro Boletín Semanal


Deja un comentario