Científicos de NTU desarrollan nuevo ‘tejido’ que convierte el movimiento del cuerpo en electricidad

Un material elástico e impermeable desarrollado por científicos de la Universidad Tecnológica de Nanyang podría integrarse algún día en la ropa o en dispositivos electrónicos portátiles para alimentar dispositivos sobre la marcha.

Científicos de NTU desarrollan nuevo 'tejido' que convierte el movimiento del cuerpo en electricidad

Científicos de la Universidad Tecnológica de Nanyang (NTU) han desarrollado un nuevo tipo de tejido que puede convertir el movimiento del cuerpo en energía eléctrica.

El material elástico e impermeable podría algún día integrarse en la ropa o en dispositivos electrónicos portátiles para alimentar dispositivos sobre la marcha, dijo la universidad en un comunicado de prensa el jueves (2 de junio).

El material consiste en un polímero que, cuando se presiona o aprieta, convierte la tensión mecánica en energía eléctrica. También produce electricidad al entrar en contacto o estar en fricción con otros materiales o superficies como la piel o los guantes de goma.

En un experimento publicado en la revista científica Advanced Materials en abril, los científicos de la NTU demostraron que tocar una pieza de tela de 3 cm por 4 cm generaba suficiente energía eléctrica para encender 100 LED, agregó la universidad.

El equipo también demostró que la tela podía aprovechar la energía de una variedad de movimientos humanos cuando se unía a las extremidades o a las plantillas de los zapatos.

Aparte del polímero, la tela también consta de spandex estirable como capa base y está integrada con un material similar al caucho. Esto lo hace fuerte, flexible e impermeable. 

Los científicos descubrieron que lavar, doblar y arrugar la tela no causaba ninguna degradación del rendimiento y que el material podía mantener una salida eléctrica estable hasta por cinco meses.

El profesor rector asociado Lee Pooi See de la NTU, quien dirigió el estudio, dijo: “Ha habido muchos intentos de desarrollar telas o prendas que puedan recolectar energía del movimiento, pero un gran desafío ha sido desarrollar algo que no se degrade en función después de ser lavado. y, al mismo tiempo, conserva una excelente salida eléctrica.

“Nuestro prototipo sigue funcionando bien después de lavarlo y arrugarlo. Creemos que podría tejerse en camisetas o integrarse en suelas de zapatos para recolectar energía de los movimientos más pequeños del cuerpo, canalizando electricidad a dispositivos móviles”. 

El tejido prototipo se basa en el trabajo del equipo de la NTU para aprovechar la energía generada en el medio ambiente.

Los científicos desarrollaron recientemente un tipo de película que potencialmente podría montarse en techos o paredes para generar energía a partir del viento o las gotas de lluvia que caen sobre la película.

Ahora están estudiando cómo se podría adaptar el mismo tejido para recolectar diferentes formas de energía.

Suscríbete a nuestro Boletín Semanal