Candirú un pez parásito que se introduce por orificios genitales o excretores ¿Mito o realidad?


En el Amazonas habita un temible pez parásito conocido como candirú (Vandellia cirrhosa), candiro azul, canero o pez vampiro es un pez de agua dulce, perteneciente a la familia de los bagres. Es famoso y temido al mismo tiempo por su agresividad de alojarse en orificios genitales o excretores (uretra, vagina, ano) de sus presas para alimentarse de su sangre.

Es un parásito, principalmente de otros peces, pero también ataca animales más grandes y  humanos. Es un rápido y poderoso nadador; su textura es lisa y viscosa, con dientes afilados y espinas apuntando hacia atrás en su papada.

Habitan en las cuencas de las tierras bajas de la Amazonía, donde constituyen parte de la fauna de peces neotropicales Amazonas y Orinoco.

Los candirus son hematófagos y parasitan las branquias de los peces amazónicos más grandes, especialmente el bagre de la familia Pimelodidae.

 

Cuando se introduce en el animal huésped se instala en su interior, extiende unas espinas y comienza a alimentarse con su sangre, no la succiona, sino que se conecta con alguna arteria del huésped y hace que su sangre pase a través de su propio sistema circulatorio.

Hay diversos testimonios de las tribus amazónicas sobre peces candirú que se metieron dentro de la uretra de seres humanos. Por ello, cuando se bañan en el río cubren los orificios genitales y el ano con sus manos.

Hasta el momento solo hay un caso registrado de un candirú que se metió por el pene de un hombre y llegó a su uretra. De acuerdo al registro, el 28 de octubre de 1997, un joven de 23 años, del pueblo de Itacoatiara, a orillas del Amazonas, tuvo que ser operado para remover un pez candirú que entró por el orificio de su pene y que se desplazó hacia el escroto.

En el testimonio del joven relata que estaba orinando en el río, cuando el candirú saltó del agua y penetró en su pene. Para extirpar al pez parásito tuvieron que realizar una endoscopia, el pez medía 13.4 centímetros. La víctima presentaba un orificio de 1 centímetro de diámetro en la uretra, pero no quedaron secuelas.


Like it? Share with your friends!

0 Comments