Turkmenistán planea cerrar su “Puerta al Infierno”

El líder de Turkmenistán ordenó a expertos encontrar una manera de extinguir el incendio masivo que lleva cinco décadas. Este se encuentra en un cráter gigante de gas natural en el país de Asia Central, apodado la “Puerta al Infierno”.

El presidente Gurbanguly Berdymukhamedov dijo a los funcionarios que apagaran las llamas en el cráter de gas Darvaza en medio del vasto desierto de Karakum, citando preocupaciones ambientales y económicas.

En 2010, Berdymukhamedov también ordenó a los expertos que encontraran una manera de apagar las llamas que han estado ardiendo desde que una operación de perforación soviética salió mal en 1971.

El presidente dijo que el cráter hecho por el hombre “afecta negativamente tanto al medio ambiente como a la salud de las personas que viven cerca”.

“Estamos perdiendo valiosos recursos naturales de los que podríamos obtener ganancias significativas y utilizarlos para mejorar el bienestar de nuestra gente”

Berdymukhamedov instruyó a los funcionarios a “encontrar una solución para extinguir el fuego”.

El cráter se creó en 1971 durante un accidente de perforación soviético que golpeó una caverna de gas, provocando la caída de la plataforma de perforación y el colapso de la tierra debajo de ella.

Para evitar que los gases peligrosos se propaguen, los soviéticos decidieron quemar el gas prendiendo fuego. El pozo ha estado en llamas desde entonces y los intentos anteriores de apagarlo no han tenido éxito.

El cráter resultante, de 70 metros de ancho y 20 metros de profundidad, es una popular atracción turística en el país exsoviético. En 2018, el presidente lo rebautizó oficialmente como “El Resplandor de Karakum”.

Suscríbete a nuestro Boletín Semanal