Los científicos finalmente saben por que las personas se enferman más en invierno

Artículos Relacionados

Una nueva investigación parece proporcionar una imagen más clara de por qué los casos de resfriado y gripe son más comunes durante el invierno. El estudio encontró evidencia de que la respuesta inmunitaria innata de nuestra nariz se debilita en temperaturas más frías, lo que brinda a algunos gérmenes una mejor oportunidad para infectar el resto del cuerpo. Los hallazgos, dicen los autores, podrían proporcionar una explicación biológica de la estacionalidad de muchas enfermedades respiratorias.

El estudio proviene de científicos de la Universidad Northeastern, así como de Mass Eye and Ear, un hospital universitario afiliado a la Escuela de Medicina de Harvard. En 2018, varios de los autores publicaron un trabajo que sugiere que el cuerpo posee una primera línea de defensa única contra bacterias potencialmente peligrosas que se inhalan por la nariz.

Descubrieron que las células cerca de la parte frontal de la nariz pueden arrojar sacos llenos de líquido llamados vesículas extracelulares en nuestra mucosidad, que luego enjambran bacterias. Estos sacos también parecen transportar proteínas antimicrobianas por el resto de la nariz, lo que ayuda a proteger otras células del daño cuando entran en contacto con las bacterias.

En esta nueva investigación, los científicos querían ver si la nariz tenía un mecanismo de defensa similar contra los virus.

Estudiaron muestras en el laboratorio que se tomaron de personas sanas y pacientes sometidos a cirugía. Descubrieron que las células nasales desplegaron vesículas extracelulares en respuesta a una infección viral simulada. Y cuando expusieron las células a tres virus que suelen causar el resfriado común (dos rinovirus y un coronavirus que no es covid), las vesículas las invadieron posteriormente. También encontraron que esta defensa se activaba utilizando una vía diferente a la que utilizan las vesículas extracelulares contra las bacterias. Y las vesículas extracelulares también actuaron como señuelos, ya que llevaban receptores a los que los virus se engancharían en lugar de perseguir a las células.

Muchas infecciones respiratorias tienden a volverse más comunes durante las épocas más frías del año. Se cree que hay varias razones para esta tendencia estacional, incluida la aglomeración de personas en el interior para mantenerse calientes. Pero el equipo quería probar si el frío también podría afectar directamente este mecanismo de defensa.

Pidieron a voluntarios sanos que soportaran un clima relativamente frío (39,9 grados Fahrenheit) durante 15 minutos y midieron el cambio de temperatura dentro de la nariz y descubrieron que descendió unos 10 grados Fahrenheit. Luego expusieron las células a esa temperatura. En comparación con la condición normal, la respuesta inmune innata de la nariz contra los virus no fue tan fuerte en este nuevo ajuste de temperatura, encontraron los autores, y las células produjeron menos vesículas extracelulares en promedio.

Los hallazgos deben ser replicados por otros estudios antes de que sean ampliamente aceptados, y es probable que haya múltiples factores detrás de la estacionalidad de los virus respiratorios. Los estudios de la gripe, por ejemplo, han encontrado que la humedad juega un papel importante en su transmisión, siendo óptimas las condiciones cálidas y húmedas o frías y secas para propagar el virus. Y algunos virus del resfriado son más comunes durante el verano. Pero los resultados aquí sugieren que la biología juega un papel principal en el momento de nuestra vulnerabilidad a estos gérmenes, dicen los autores.

El autor principal del estudio, Benjamin Bleier, director de Investigación Traslacional de Otorrinolaringología en Mass Eye and Ear y autor principal del estudio, dijo en un comunicado:

“Convencionalmente, se pensaba que la temporada de resfriados y gripe ocurría en los meses más fríos porque las personas estaban más atrapadas en el interior donde los virus en el aire podrían propagarse más fácilmente”.

“Sin embargo, nuestro estudio apunta a una causa biológica de la variación estacional en las infecciones virales de las vías respiratorias superiores que vemos cada año, demostrada más recientemente durante la pandemia de COVID-19”.

Si estos hallazgos se mantienen, también podrían conducir a mejoras en la forma en que nos defendemos de estas infecciones. Es posible que algún día podamos crear aerosoles nasales que puedan aumentar o fortalecer el suministro de vesículas extracelulares de la nariz durante el invierno, según el equipo. Mientras tanto, planean probar si este mecanismo de defensa se activa contra otros patógenos.

Más de esto

Comentarios

Artículos Populares

BOLETIN SEMANAL

¡Suscríbete a nuestra newsletter! Obtén noticias de última hora y aprende algo nuevo cada día. Tutoriales, Curiosidades, Imagenes, Noticias, Compilados y mucho ma