Tiran en LA millones de pelotas de plástico en reservas de agua para evitar formación de cancerígenos y disminuir la sequía


A principios de esta semana el alcalde de Los Ángeles Eric Garcetti ayudó a volcar 20.000 pequeñas bolas de plástico negro en el depósito de la ciudad. Esto marca la fase final de un proyecto innovador, en el que han vertido un total de 96 millones de balones en el lago artificial de 175 hectáreas.

¿La razón? Estas “bolas de sombra”, como se les conoce, son muy eficaces para mantener el agua limpia y la protegen de la evaporación. Las bolas cuestan alrededor de 36 centavos de dólar por unidad, y pueden durar por 10 años.

El Carbón negro puro da a las bolas su color después de haber sido añadido al plástico para absorber los rayos UV. Eso impide que la luz del sol penetre en el plástico y llegue al agua dentro de las bolas o debajo de ellas.

En el agua del embalse, hay bromuro de origen natural y cloro para desinfectar el agua pero cuando el bromuro se mezcla con la luz del sol y el cloro, se crean niveles peligrosos de bromato, una sustancia cancerígena. Las bolas de sombra evitan que la reacción química nociva suceda a gran escala, al desviar los rayos del Sol y también mantienen más el agua en forma líquida.

En el pasado estas bolas han sido utilizadas para mantener a las aves fuera de los tanques de agua en los aeropuertos y evitar la evaporación del agua en los sitios de petróleo y gas.

Se estima que van a guardar alrededor de unos 300 millones de galones de agua al año con las bolas de sombra.

Fuente:

http://www.ladwpnews.com/go/doc/1475/2578586/

http://www.cnbc.com/2015/08/13/shade-balls-protect-la-water-supply-during-drought.html


Like it? Share with your friends!

0 Comments